¿Por qué voy a la reelección?

Soy una mujer de lucha, convencida de la necesidad de intervenir en política para cambiar el país. Tengo la certeza de que el gobierno del Presidente Rafael Correa ha realizado un cambio transcendental en el Ecuador durante sus diez años en el poder. Se han cambiado las estructuras del país, con nueva Constitución, nuevas legislación y políticas públicas; se ha mejorado una institucionalidad que se encontraba en soletas; se ha invertido en infraestructura, educación, salud; se ha disminuido la escandalosa desigualdad y se ha reducido drásticamente la pobreza, en especial, la extrema pobreza. Todos estos avances debemos consolidarlos y profundizarlos.

He participado de este cambio desde sus inicios, vinculada al área ambiental, que es una de mis pasiones. Me desempeñé como Ministra del Ambiente casi por cinco años, desde el año 2007 hasta el 2012, cuando opté por contribuir a este proceso de cambio como asambleísta durante el período 2013-2017, donde he ocupado el cargo de Segunda Vicepresidenta de la Asamblea Nacional.

He optado por la reelección al cargo de asambleísta, pero esta vez por el distrito 3 de mi amada provincia del Guayas, que involucra a vastos e importantes sectores de mi querida ciudad de Guayaquil. Lo hago, porque creo que puedo aportar en el impulso de cinco ejes que considero fundamentales para la consolidación y profundización del proceso. Creo en la necesidad de hacer una legislación más efectiva:

* Fomento de la participación ciudadana.- Nuestro compromiso es fomentar la creación, debate y control de la legislación que se produce en la Asamblea Nacional. Los mecanismos se encuentran en las normas vigentes; vamos a impulsar la participación a través de la creación de esos espacios previstos en la ley para fomentar el debate.

* Fortalecimiento de la fiscalización.- La fiscalización es una obligación de enorme relevancia, que no puede prestarse a los shows politiqueros a los que nos ha acostumbrado en este país la oposición a Alianza País. Pero debe fortalecerse en una dimensión ciudadana. Nuestro compromiso es utilizar los espacios previstos en la ley para que ese control de los ciudadanos pueda realizarse de manera efectiva.

* La eliminación de los papeleos.- Desde la Asamblea Nacional impulsaré la eliminación de los trámites que afecten a la producción, a los emprendimientos y a la innovación, para lo cual se debe hacer un estudio detallado de todos los procedimientos y sus razones (o sinrazones). Procuraré la adopción de una política de “tolerancia cero” contra el papeleo y el incentivo del uso de herramientas tecnológicas para agilitar los trámites.

* El incentivo a la productividad.- Desde la Asamblea Nacional propondré que se  fomente y diversifique la producción del país a través de la legislación de incentivos adecuados para la situación del Ecuador que recibiremos en mayo de 2017. Este es uno de los puntos de mayor relevancia para el futuro inmediato y un tema en el que como movimiento político debemos mantenernos firmes en planteamientos que beneficien a todos y no únicamente a unos cuantos (como es el estilo de la derecha ecuatoriana).

* La transparencia.- Esta última es una reflexión motivada por algunos casos de corrupción de personas que con sus actos han hecho daño a Alianza País. Por ello, debemos redoblar nuestro compromiso y nuestros esfuerzos para luchar contra la corrupción y construir una administración pública, nacional y seccional, más transparente y rendidora de cuentas, para erradicar de manera definitiva los actos de corrupción de nuestra revolución.

El país ha avanzado en la dirección correcta. Estos diez años de Gobierno de la Revolución Ciudadana nos han situado en el siglo XXI. Han traído estabilidad, desarrollo, inclusión, reducción de la pobreza, disminución de la desigualdad; capacitación de los ciudadanos a través de becas, mejora de los servicios públicos a través de UPCs, hospitales y escuelas.

Todas estas son obras que la gente que había sido siempre olvidada por esos partidos de la vieja partidocracia, reconoce y agradece. El cambio se siente, ha empezado. Es nuestro deber ir por más, por mucho más. Ser más efectivos, cada vez mejores. Por eso pedimos el voto, porque con una mayoría legislativa de Alianza País podremos hacerlo.

Un comentario en “¿Por qué voy a la reelección?

  • Estimada Marcela Aguiñaga

    Los logros obtenidos por la Revolución Ciudadana en estos diez años son indiscutibles, sin embargo toda acción es perfectible, todas las acciones y decisiones adoptadas por el actual gobierno durante ésta década, deben continuar siendo debidamente monitoreadas en el siguiente periodo presidencial, evitar el “adormecimiento” de los procesos de cambio en marcha para de esta manera fortelecer todos y cada uno los logros obtenidos por la Revolución Ciudadana, la ciudadanía está acostumbrada a percibir cambios positivos y profundos en un marco de total transparencia.

    Retomar el concepto de “Buen Vivir”, empoderar, involucrar nuevamente a la ciudadanía e invitarle a familiarizarse con dicho concepto , y conseguir que sea parte del cambio, y sea testigo de la mejora en su calidad de vida y la de su entorno, lamentablemente con la llegada del Sr. Mauricio Rodas a la Alcadía de Quito, los logros obtenidos por la anterior administración se han visto seriamente afectados, provocando un “retroceso de diez años”, la actual administración no ha sabido mantener, ni tampoco mejorar los logros obtenidos por la Revolución Ciudadana, conseguidos en la administración del Dr. Augusto Barrera. Para muestra un botón, de lo que la derecha opositora es capaz de hacer “cuando se le entrega el poder”, imaginémonos lo que sucedería si le entregamos el poder a la oposición para “conducir a todo un país”, el retroceso sería inevitable y evidente.

    Estimada Marcela la Revolución Ciudadana la construimos todos, y necesita ser cuidada, protegida, defendida de la misma manera que lo ha venido haciendo el Bloque de Alianza País estos últimos años en nuestra Querida Asamblea Nacional, imposible de olvidar la mejora de los sueldos de maestros y maestras de las instituciones educativas públicas, la eliminación de la tormentosa tercerización, el reconocimiento a los derechos de las trabajadoras domésticas otorgándoles un sueldo digno, seguridad social y más beneficios de ley, la obligatoriedad del patrono de una empresa de asegurar a todos sus empleados sin excepción, la incorporación de las amas de casa al sistema de seguridad social, el aumento de sueldo a policías y militares, como olvidar que gracias al liderazgo de nuestro Querido Presidente Econ. Rafael Correa y la perseverancia de todo el pueblo ecuatoriano, todo lo prometido hace diez años, ha sido cumplido, como olvidar a Juan Pablo, Froilán, Darwin, Jacinto, Edwin, los cientos de heridos y las decenas de miles que defendieron la democracia aquel 30 de Septiembre del 2010, los logros de la Década Ganada por la Revolución Ciudadana han sido logros obtenidos con el esfuerzo y sacrificio inexorable de todos los ecuatorianos, ecuatorianas; para saber que ha hecho la Revolución Ciudadana en nuestro país, solo basta acercarse a nuestros queridos abuelos, abuelas y preguntarles, ellos mas que nadie conocen la historia y son testigos del cambio profundo que ha vivido nuestro país en esta última década.

    La crisis económica actual en América Latina fue ocasionada por factores externos, en coordinación y participación de la derecha, fiel opositora a los procesos de cambio y de progreso de nuestra región, la oposición vista desde cualquier ángulo maneja un discurso “mentiroso” y se ha aprovechado de las circunstancias que atraviesa América Latina, para hacerle creer a nuestros pueblos que los gobiernos progresistas han tomado decisiones equivocadas, lo que no saben es que gracias a las políticas adoptadas por nuestro gobierno, nuestro país ha resistido muy bien y nos estamos recuperando, la oposición miente y mentirá siempre para recuperar el poder que les fue arrebatado por el pueblo en las urnas, hay que ver las ofertas “mágicas” de campaña que están a la orden del día, hay candidatos que buscan a Jaime Durán Barba para ver si les hace el milagrito, debido a su falta de credibilidad, otros candidatos se desesperan por comer en los mercados y plazas del país con la gente del pueblo “simulando” que lo disfrutan, todo es válido, puro marketing político sin ética ni responsabilidad social alguna, las obras realizadas como resultado de políticas neoliberales son innombrables, recuerdo que mi abuelita decía: Obras…son amores y no buenas razones, como innumerables son las obras realizadas por la Revolución Ciudadana a lo largo y ancho del país, y aun falta mucho por hacer, no se puede en tan solo diez años recuperar décadas de olvido de anteriores gobiernos.

    Por nuestros hijos e hijas, por las nuevas generaciones, por nosotros mismo que algún día seremos adultos mayores, respetados y felices, MI VOTO por la 35 Movimiento Alianza País, porque la voluntad del pueblo sea nuevamente escuchada en Asamblea Nacional del Ecuador, y la voz del pueblo resuene desde todos los rincones de la Patria a través de nuestros gobernantes Lenín Moreno y Jorge Glas.
    “Nuestro pueblo ni se compra…ni se vende. ¡VENCEREMOS!.”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *