El cuento se ha acabado

“Fraude” es una palabra que ha retumbado en los tímpanos de los ecuatorianos en la última semana,  rápidamente amplificada por medios privados y vilmente manoseada por quienes, enfrascados en un capricho, no aceptan la voluntad popular del pueblo expresada en las urnas este 2 de abril.

Vivimos en un Estado de Derechos, en donde las leyes rigen el desenvolvimiento de la sociedad. Un resultado electoral no se rectifica porque existan más o menos gritos en las calles, porque, como establece el Código de la Democracia, para la elección de gobernantes se siguen cada uno de los procesos en estricto respeto a la voluntad popular.

Pero tanto se ha hablado de “fraude” como si fuera algo trivial, cuando esta acusación implica un delito electoral que se encuentra tipificado en el Código Orgánico Integral Penal (COIP), en su Artículo 334. Sin embargo, hasta el momento no se ha presentado ninguna denuncia formal sobre el “fraude”, tan vociferado y utilizado como un pobre recurso para justificar el fracaso electoral del banquero Lasso.

Pues de haber fraude, ¿por qué CREO – SUMA guardaría las pruebas y no las ha presentado desde un primer momento? Ellos tuvieron delegados ante las Juntas Receptoras del Voto y firmaron las actas que así lo certifican. Es evidente que no pueden justificar pruebas de algo que no existe, por ello piden más cámaras de TV, nacionales y extranjeras, para hacer pronunciamientos que se contradicen entre sí, sobre supuestas irregularidades en actas que varían en cantidades de un momento a otro, y que todas que caben en cartones vacíos para ruedas de prensa.

En redes sociales se acusa de fraude con tal ligereza que su único sustento es la repetición constante para llegar una verdad forzada. Si hubiera fraude los observadores internacionales, entre ellos la Organización de Estados Americanos (OEA), lo hubiesen hecho público de inmediato, porque la comunidad internacional, en pleno siglo XXI, no tolera un atentado a la democracia, aquí ni en ninguna parte.

Por el contrario, varios presidentes del mundo, embajadores y observadores internacionales han sido los primeros en reconocer la transparencia del proceso y de los resultados y, por ende, felicitar a nuestro compañero Lenín Moreno por su triunfo; quien, con su característico estilo de consensos y diálogo, tuvo su primera reunión con el cuerpo diplomático en el país, entre ellos el embajador de los Estados Unidos de América.

Lenín Moreno triunfó en las elecciones del 2 de abril y será el Presidente de los que votaron por él y de los que no. Seguiremos siendo hermanos, ecuatorianos: no dejemos que los intereses politiqueros de unos cuantos se antepongan a la necesidad de construir una sociedad próspera y justa para todos.

2 comentarios en “El cuento se ha acabado

  • Ya era hora que esta gente de creo deje de molestar ellos no tienen pruebas por eso no presentan y la idea que la policia los saque fue genial. hasta la victoria siempre…

  • Estimada Marcela Aguiñaga:

    Los medios de comunicación “independientes” deben responsabilizarse de sus intervenciones televisivas realizadas en los últimos meses, atentaron a la tranquilidad y seguridad de la ciudadanía, atentaron gravemente a la fe pública, provocando el caos, el calentamiento de calles, han puesto en duda la credibilidad del CNE, sus procedimiento; se han hecho falsas acusaciones a diestra y siniestra contra este organismo, acusaciones expuestas por actores políticos de derecha que han demostrado hasta la saciedad su grado de inmadurez política, emitiendo juicios sin responsabilidad alguna, sin sustento, sin argumentos válidos, desacreditando la impecable labor realizada por todo un equipo de trabajo, organizaciones nacionales
    e internacionales; los movimientos políticos CREO y SUMA han dejado en claro cuales son sus verdaderos intereses políticos-económicos, anteponiéndolos a los intereses legítimos del pueblo ecuatoriano, promoviendo la desinformación, causando confusión, y desconfianza en la ciudadanía. Deslegitimar la Voluntad Soberana del pueblo ecuatoriano es una falta grave y debe ser sancionada tal como lo establece nuestra Constitución. Una prueba más de que en Ecuador hay libertad de expresión absoluta, ya que cualquier medio de comunicación “independiente” puede decir abiertamente mentiras o verdades a medias sin ninguna responsabilidad, eso debe terminar porque lesiona los intereses del pueblo, por ello es necesario que la ciudadanía desarrolle competencias para el análisis de los contenidos expresados en los medios, como ciudadanos debemos preocuparnos por tener un claro conocimiento de la Ley Orgánica de Comunicación para estar listos a “defender nuestros derechos”. Tenemos derecho a mantenernos constantemente ¡Bien Informados!, EVITEMOS ser fácilmente manipulados por los medios de comunicación independientes, investiguemos, vayamos a la fuente, hagamos de la investigación un hábito, y seamos responsables con la información que compartamos en redes sociales, seamos coherentes con lo que pedimos a nuestras autoridades, si pedimos transparencia, seamos transparentes, y enseñemos a nuestros jóvenes, a nuestra niñez con el ejemplo, para que en lo posterior no seamos “víctimas” del engaño, de la mentira, de la violencia, que habremos sembrado sin querer en las futuras generaciones, que sin duda alguna, un día, tendrán en su poder, la facultad de tomar decisiones trascendentales que beneficien o afecten a nuestros intereses comunes.

    Éxito en su labor diaria Sra. Vicepresidenta de la Asamblea Nacional. Saludos cordiales. ¡Hasta la Victoria Siempre!, ¡Unidos…Somos Invencibles!.

    Mary Cruz

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *